Box de CrossFit Pinto

LAS 5 DIFERENCIAS ENTRE UN BOX DE CROSSFIT Y UN GIMNASIO EN PINTO

Habrás notado ya que nos referimos a nuestro centro de CrossFit como box. No utilizamos la palabra gimnasio.

¿La diferencia solo está en utilizar la palabra gimnasio o decir box de CrossFit? Creemos que va mucho más allá.

Veamos cuáles son las diferencias entre un box de CrossFit y un gimnasio convencional.

  1. No utilizamos máquinas, las creamos. Esta es una frase muy trillada, 100% cierta. Apenas utilizamos máquinas. Verás que las instalaciones de un box de CrossFit son bastante diáfanas. Nos centramos en trabajar grupos musculares en conjunto de manera cruzada (de ahí viene la palabra Cross), y para ello realizamos entrenamientos variados, con múltiples elementos (cajones, combas, cuerdas, barras, kettlebells, ruedas, etc.). Las máquinas más habituales que encontrarás en un box de CrossFit son la bici (Assault Bike o Rogue Echo Bike), el remo y el skierg.
  2. You never walk alone. Nunca entrenas por tu cuenta. Si estás en clase, tu coach siempre estará pendiente de ti, ayudándote, corrigiéndote y animándote. No solo en clase, aunque entrenes en Open Box, te echarán un ojo para que lo hagas lo mejor posible. En un gimnasio convencional, generalmente, ningún entrenador atiende a tu forma de entrenar, ni se preocupa por adaptarte los entrenamientos en función de tu condición física o por alguna lesión, por ejemplo.
  3. Más no es mejor. Mejor es mejor. En un gimnasio convencional se suelen realizar rutinas de entrenamiento centrados en el volumen de trabajo: 5 series de 15 repeticiones, por ejemplo. En un box de CrossFit trabajamos con la variedad de intensidad y entrenando diferentes vías metabólicas.
  4. CrossFit es comunidad. En un gimnasio convencional podrás juntarte con amigos o hacer un grupo de personas afines. En CrossFit creamos comunidad. Va mucho más allá. Al entrenar en grupo, entrenas la complicidad, la empatía, el trabajo en equipo y compañerismo. El vínculo que se genera entre las personas es mucho más fuerte, sólido y duradero.
  5. Retos para el día a día. No solo entrenas tu cuerpo para lucir mejor, en un box de CrossFit aplicas cada entrenamiento en tu vida del día a día. Mejoras tu capacidad de sufrimiento, la manera en la que abordas un obstáculo o incluso trabajas tus miedos y la forma de afrontarlos. Da igual cuál es tu objetivo al entrenar, en CrossFit sentirás que aumenta tu autoestima, tus recursos ante los problemas y tu forma de gestionarlos.

Si todavía no ves claras estas diferencias, te dejamos este maravilloso video de Ben Bengeron y el box de CrossFit New England.

Está en inglés, te traducimos algunas frases para que comprendas lo que dicen:

  • Mi gimnasio es diferente a los demás.
  • Mi gimnasio no tiene TV o zona de revistas.
  • Mi gimnasio no tiene espejos.
  • Mi gimnasio no es súper elegante.
  • En mi gimnasio, me sé los nombres de todos.
  • Cuando alguien no aparece, le llamo.
  • Cuando no aparezco por clase, me llaman.
  • Durante una hora al día, cada día, lo que parecía imposible, se vuelve posible.
  • Lo que me daba miedo, ahora lo abrazo.
  • Aquello que parecía tan lejos de mí, ahora se convierte en parte de mí.
  • Mi gimnasio es diferente a los demás.
  • Y yo soy diferente gracias a mi gimnasio.
  • Mi gimnasio es CrossFit New England.



Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *